miércoles, 29 de junio de 2016

ES MUY IMPORTANTE CUIDAR LAS PALABRAS

EN LAS ISLAS SALOMÓN, EN EL SUR DEL PACÍFICO, ALGUNOS LUGAREÑOS PRACTICAN UNA FORMA ÚNICA DE TALAR ARBOLES, SI UN ÁRBOL ES DEMASIADO GRANDE PARA SER TRATADO CON UN ACHA, LOS NATIVOS LO HACEN CAER A GRITOS, LEÑADORES CON PODERES ESPECIALES SE SUBEN A UN ÁRBOL EXACTAMENTE AL AMANECER Y, DE PRONTO, LE GRITAN CON TODA LA FUERZA DE SUS PULMONES, LO HACEN DURANTE TREINTA DÍAS. EL ÁRBOL MUERE Y SE DERRUMBA, LA TEORÍA ES QUE LOS GRITOS MATAN EL ESPÍRITU DEL ÁRBOL. SEGÚN LOS LUGAREÑOS, SIEMPRE DA BUEN RESULTADO. LOS PALOS Y LAS PIEDRAS PUEDEN ROMPER NUESTROS HUESOS, Y LAS PALABRAS ROMPER NUESTROS CORAZONES.
tomado del libro: TODO LO QUE HAY QUE SABER LO APRENDÍ EN EL JARDÍN DE INFANTES. de Robert Fulghum. 

jueves, 23 de junio de 2016

ORACIÓN PARA LA HORA DE LA DECISIÓN

ORACIÓN PARA LA HORA DE LA DECISIÓN.
Señor, ayúdame a decir la verdad delante de los fuertes
Y a no decir mentiras para ganarme el aplauso de los débiles.

Si me das fortuna, no me quites la razón.
Si me das éxito, no me quites la humildad, si me das humildad
No me quites la dignidad. 
Ayúdame siempre a ver la otra cara de la
Medalla, no me dejes inculpar de traición a los demás por no pensar
Igual que yo.
 Enséñame a querer a la gente como a ti mismo
Y a no juzgarme como a los demás. No me dejes caer en el orgullo
Si triunfo, ni en la desesperación si fracaso. Mas bien recuérdeme que
El fracaso es la experiencia que precede al triunfo. 

Enséñame que
Perdonar es lo más grande del fuerte y que la venganza es la señal del
Débil. 
Si me quitas el éxito, déjame fuerza para triunfar del fracaso.

Si yo faltara a la gente, dame valor para disculparme y si
La gente faltara conmigo, dame valor para perdonar. 

Señor,

Si yo me olvido de ti,

No te olvides nunca de mi.

Mahatma Gandhi.

jueves, 16 de junio de 2016

ORACIÓN PARA LA HORA DE LA DECISIÓN


ORACION PARA LA HORA DE LA DECISIÓN.
Señor, ayudame a decir la verdad delante de los fuertes
Y a no decir mentiras para ganarme el aplauso de los débiles.
Si me das fortuna, no me quites la razón.
Si me das éxito, no me quites la humildad, si me das humildad
No me quites la dignidad. Ayudame siempre a ver la otra cara de la
Medalla, no me dejes inculpar de traición a los demás por no pensar
Igual que yo. Enseñame a querer a la gente como a ti mismo
Y a no juzgarme como a los demás. No me dejes caer en el orgullo
Si triunfo, ni en la desesperación si fracaso. Mas bien recuérdame que
El fracaso es la experiencia que precede al triunfo. Enséñame que
Perdonar es lo más grande del fuerte y que la venganza es la señal del
Débil. Si me quitas el éxito, déjame fuerza para triunfar del fracaso.
Si yo faltara a la gente, dame valor para disculparme y si
La gente faltara conmigo, dame valor para perdonar. Señor,
Si yo me olvido de ti,
No te olvides nunca de mi.
Mahatma Gandhi.